Lunes, 01 de noviembre de 2010

La derecha como teor?a pol?tica no existe porque no defiende ideas sino intereses
y para conseguir sus fines se apropia de la parte m?s visceral y radical del pueblo
alimentando as? su odio a lo diferente y metiendo el miedo en el cuerpo ante cualquier tipo de cambio.

La derecha no sopesa si algo es bueno o malo. Le es indiferente.
Si consiguen el poder saben que se saltaran las leyes a su antojo.

? Para qu? evaluarlas, medirlas o cambiarlas?
Su idea de las cosas es m?s sencilla.

Decir no, a todo cambio.

Y entrel?neas:
Yo arriba y los dem?s, abajo. Yo mando y tu obedeces. Yo opino y t? asientes.
Todo esto sin rechistar y con una sonrisa de lado a lado.
Si no, atente a las consecuencias.

La derecha o los conservadores a lo largo de la historia se han mostrado siempre igual. Sin ideas ni principios.
T?n solo se les oye decir que reinar? el caos y la inmoralidad si la cosa cambia.
Apelan al miedo para que todo siga igual y as?, poder seguir manteniendo su estatus y privilegios.

As? ha sido y ser? siempre,
en la ?poca de los faraones, con el fara?n,
en la de los romanos, con el emperador,
en la de las monarqu?as con el rey
y cuando lleg? la democracia ellos son m?s dem?cratas que nadie.

Defendieron la esclavitud y ahora son abanderados de la libertad.

Combatieron por mantener la servidumbre y ahora son los adalides de los trabajadores,

Ocultaron en un rinc?n a la mujer y ahora son los baluartes de la igualdad,

Persiguieron y marginaron a tantos por ser diferentes, a la vez que promov?an las virtudes de la castidad
y ahora parece que son ellos los que han inventado la libertad sexual.

Todos estos y muchos m?s derechos se han conseguido, arrebat?ndoselos a estos se?ores, a costa de sangre, sudor y l?grimas,
mientras ellos,
saltandose alegremente a la torera todo,
se pasaban por el arco el triunfo,
toda su parafernalia que hac?an tragar obligados a los dem?s.

Tal es su hipocres?a y desfachatez, que si la cosa cambia, ellos se convierten de un d?a para otro en los abanderados de la revoluci?n.
El caso es seguir en el poder a costa de lo que sea.

Desde el principio de los tiempos, la izquierda siempre ha creido en lo mismo. Siempre ha defendido lo mismo.

La justicia social, la igualdad ante la ley, en el reparto equitativo de la riqueza, en los derechos de las minor?as, en la igualdad de la mujer, en los derechos humanos y que el poder soberano reside en el pueblo.

La derecha, no. No solo no ha creido en todo esto, sino que lo ha combatido y los combatir? siempre.
Solo los acepta, a toro pasado,
y cuando son impuestos por las urnas o las armas.

?

La derecha, como digo, es la abanderada de la desfachatez y la hipocres?a
y junto con la iglesia, a la que se parece por su forma de actuar,
tiene un pasado de injusticia, intransigencia y las m?s de las veces, manchado de sangre.


Publicado por ARMAKdeODELOT @ 22:02  | POLITICA
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por [email protected]
Martes, 24 de mayo de 2011 | 3:11

me gusta